jueves, 8 de noviembre de 2012

Manos a la obra!


Otro día de muchas cosas nuevas e interesantes. En la mañana comenzamos con la segunda etapa de las pruebas que habíamos planificado. Estas consistían en hacer centellar unas luces de tipo LED que tiene cada uno de los detectores para estresar al sistema con datos y probar la nueva versión del software de procesamiento. Aquí tuvimos nuestro primer problema ya que el proceso repentinamente se detuvo. Sin embargo, los datos obtenidos parecieron ser suficientes y continuamos con la siguiente prueba. Aquí tuvimos otro problemas, pero producto de la falla anterior por lo que se pudo desarrollar "normalmente". Las fallas son definitivamente algo muy bueno durante el período de aprendizaje, porque analizas en profundidad qué es lo que realmente estás haciendo para diagnosticar el problema y darle alguna solución. Pero esto es un trabajo en equipo y los problemas son enfrentados en conjunto con los expertos en Estados Unidos mediante emails o en conversaciones por skype si es que hay satélites visibles. Luego de  solucionar los problemas y concluir las pruebas de forma exitosa ya era tiempo de almorzar. A las 2 PM teníamos con Blaise un entrenamiento para el uso de las motos de nieve, algo bastante rápido. Luego, a las 3 PM teníamos que realizar otro tipo de pruebas que se deben hacer regularmente para calibrar los detectores. Nuevamente junto a Blaise paso a paso seguimos el protocolo y completamos la calibración, junto con entender y aprender nuevos aspectos del sistema. En esta oportunidad todo salió casi sin problema. 

El sistema de grabación con cintas magnéticas.

Siguiendo con las actividades realizamos el cambio de cintas que se debe hacer periódicamente. Parte de la información adquirida por el sistema para uso científico y que ya ha sido procesada y filtrada acá, son enviadas vía satélite al servidor en la Universidad de Wisconsin en Madison, pero para respaldo los datos son también grabados en cintas con capacidad de 1.6 TB cada una. Por otro lado, los datos que no son filtrados (la llamada "raw data") y que también son más pesados, no se envían por satélites y se almacenan también en cintas. Estos últimos pueden ser usados en caso de que deban ser filtrados nuevamente para análisis posterior. Puede parecer raro que se utilicen cintas para almacenar datos, pero estas presentan varias ventajas sobre los discos duros. Entre ellas las cintas son mucho más baratas, son más rápidas que un disco duro y si la información ha sido guardada en forma limpia (sin virus) estas se preservará sin ser infectada posteriormente, como sí podría ocurrir en un disco duro. 


Aprovecho de colocar algunas fotos que sacó Carlos de la "pichanga" del día de ayer.




Agotado.




Aparte del trabajo, hoy ha salido un avión hacia McMurdo con algunos de los winterover que quedaban de este año. Ya son pocos los que siguen acá, como Sven y Carlos, que tienen programado su vuelo para la próxima semana. Además, entre medio tuvimos una visita de unos militares a quienes Sven y Carlos les explicaron sobre IceCube. La divulgación científica también es muy importante y es una de las tarea que tendremos que realizar con Blaise. Abajo un par de fotos de la visita.


Carlos sacó un GPS que tenía y fuimos a verificar dónde estaba la posición actual del Polo Sur, es decir, la latitud -90ª00''00'. Debido a que el casquete polar se mueve a una razón de alrededor de 10 m por año, el lugar que marca el punto geográfico se desplaza. Por esto, cada año hay que medir mediante un GPS el punto donde se encuentra el polo sur geográfico y mover la marca hacia ese punto. Este cambio se realiza el 1 de Enero de cada año.

Mis zapatillas al salir a los -45ºC y a la derecha el GPS de Carlos con la medida exacta en el Polo Sur geográfico.

Después de todo esto fui un rato a la sala de música a tocar y cantar un poco. Ha sido un día muy ocupado, pero interesante. 

2 comentarios:

  1. ¡Es que no lo puedo creer! ¡Saliste con zapatillas? ¡y con ese calor!!!!

    Muy interesante eso que cuentas de usar cintas en vez de disco duro...Razones hay para eso, en las que no había pensado.

    ResponderEliminar
  2. jeje sí salí con zapatillas pero llevaba unos calcetines ultragruesos y especiales. No sentí frío en los pies hasta después de unos 20 minutos afuera, aunque no lo creas. Saludos Gabriela!

    ResponderEliminar